Piel corporal seca y áspera Causas, síntomas y soluciones

La piel no es sólo el órgano más grande del cuerpo sino que desempeña un papel vital en la regulación de la temperatura corporal, además de actuar como barrera protectora frente a infecciones. No obstante, ciertas partes del cuerpo son propensas a llegar a secarse y agrietarse, con el resultado de la pérdida de la capacidad de la piel para llevar a cabo esas funciones. Sin embargo, una buena rutina de cuidado de la piel, basada en productos formulados específicamente para la piel áspera y agrietada, puede contribuir a restablecer el estado de salud de la piel.


SIGNOS Y SÍNTOMAS

SÍNTOMAS DE LA PIEL CORPORAL ÁSPERA

La piel seca puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, pero son ciertas zonas las que tienen una mayor probabilidad de volverse muy secas o incluso ásperas y agrietadas.

Ilustración de piel seca
La piel seca se vuelve áspera y agrietada cuando la sequedad penetra en sus capas más profundas.
Pie con la planta agrietada
Las plantas de los pies tienden a secarse y agrietarse.

La piel seca se forma gradualmente y sigue un proceso progresivo:

  • La piel seca se percibe tirante y puede mostrarse de leve a moderadamente áspera.
  • A menudo los primeros signos de sequedad no causan molestias excesivas, sin embargo si los ignoramos es muy probable que la sequedad se haga más grave.
  • La piel muy seca puede estar muy tirante, muy áspera, escamosa, agrietada y pruriginosa.
  • La piel se siente muy tirante y también puede estar escamosa y descamosa.
  • El exceso de sequedad puede hacer que la piel se retraiga y adquiera un aspecto frágil para terminar agrietándose, especialmente en zonas de flexión obligada durante el movimiento, como las plantas de los pies durante la marcha. La piel puede llegar a inflamarse.

Síntomas de la piel corporal áspera y agrietada

  • Tirantez extrema
  • Aspereza extrema
  • Grietas o fisuras cutáneas
  • Comezón intensa

Zonas afectadas de piel corporal seca y áspera

  • La piel de nuestras manos llega a secarse debido a los lavados frecuentes. Las grietas aparecen normalmente en torno a los nudillos, ya que la piel está tirante y puede quebrarse fácilmente cuando se estira.
  • La piel de los pies, especialmente alrededor de la zona de los talones, se seca a menudo con el resultado de una piel áspera y agrietada, que puede ser incómoda y, en casos graves, presentar dolor e inflamación. La piel de los talones tiene que ser más gruesa para resistir la tensión de la presión y el movimiento en la marcha y carrera.
  • Los labios son también propensos a la sequedad. Especialmente en pacientes con acné bajo tratamiento por vía oral, los labios tienden a agrietarse, lo cual es muy incómodo y doloroso.

Primer plano de piel seca en las manos
El lavado frecuente de las manos puede convertirse en un problema para la piel seca, dada la posibilidad de que se quiebre la piel en torno a los nudillos.
Frente femenina con piel enrojecida y escamosa
La piel facial seca puede volverse áspera e incluso adquirir un aspecto escamoso.

Enfermedades y su impacto sobre la piel corporal

La piel seca o "Xerosis", tal como se conoce en términos médicos (en griego "xero" significa "seco" y "osis" significa "enfermedad"), es una denominación amplia que incluye la piel seca de cualquier causa, sea interna o externa. También existen otros procesos de la piel que resultan en piel seca, áspera y agrietada. Procesos como la psoriasis y la dermatitis atópica en la cara o el cuerpo obedecen a causas inflamatorias subyacentes y presentan una piel enrojecida, escamosa y muy pruriginosa.

Primer plano de una zona cutánea roja y seca
Algunas enfermedades cutáneas vinculadas a la piel seca presentan síntomas como enrojecimiento, descamación y comezón.

  • La dermatitis atópica afecta frecuentemente a niños pequeños y genera piel áspera e irritable en la cara posterior de las rodillas, en los codos y alrededor de la cadera.
  • La piel afectada de psoriasis presenta frecuentemente placas de piel seca, correosa y pruriginosa, que puede aparecer en cualquier parte del cuerpo.
  • La diabetes, bien sea de tipo 1 o tipo 2, puede provocar también sequedad cutánea acompañada de aspereza y picor.

Si está preocupado/a o inseguro/a acerca de sus síntomas, o éstos están empeorando, recomendamos consulte a su dermatólogo para una revisión y diagnóstico personalizado.

Si necesita información adicional para ayudarle a identificar la causa de su molestia cutánea y la vía terapéutica a seguir, el test sobre su piel puede ser una herramienta útil de diagnóstico.


CAUSAS Y DESENCADENANTES

COMPRENDIENDO LAS CAUSAS DE LA PIEL CORPORAL ÁSPERA

Las causas de la piel seca, áspera y agrietada varían desde un cuidado de la piel deficiente y factores medioambientales hasta procesos relacionados con la salud, como dermatitis atópica y psoriasis. Estas causas son influidas por factores tanto internos como externos.

Factores externos

La piel seca o deshidratación cutánea es un proceso que aparece por etapas:

  • La piel llega a secarse cuando comienza a perder sus lípidos naturales, con el resultado de la degradación de la barrera superficial de la piel, lo cual evita que la piel retenga humedad.
  • Esto acelera la velocidad de la pérdida de humedad por parte de la piel. La carencia de factores hidratantes naturales que fijan agua induce deshidratación en las capas superiores de la piel.
  • A medida que la sequedad penetra en las capas más profundas de la piel, la piel seca llega a ser áspera y agrietada, lo que deteriora las acuaporinas cutáneas, que son canales de humedad dentro de las capas más profundas de la epidermis y actúan regulando la distribución de la humedad desde dentro.
Ilustración de factores hidratantes naturales evaporándose a través de la piel
El déficit de los factores hidratantes naturales (FHN) fijadores de agua causa deshidratación en las capas superiores de la piel.

Las causas externas que pueden agravar la resequedad pueden ser condiciones climáticas que influyen sobre la capacidad de la piel para retener humedad o el uso de productos inadecuados para el cuidado de la piel.

Medioambientales

  • Condiciones climáticas duras: el aire caliente, frío o seco altera la barrera superficial de la piel.
  • Cambios estacionales: los síntomas de piel seca a menudo empeoran durante el invierno o el verano.
  • La luz solar ultravioleta (UV) puede incrementar la velocidad del envejecimiento cutáneo y la piel aumenta su propensión a la sequedad a medida que envejece.
Hombre lavándose el cuerpo con jabón
Algunos jabones son muy agresivos para la piel y destruyen los lípidos cutáneos naturales.
Mujer tomando la píldora
Algunos medicamentos pueden ocasionar la piel seca. Verifique con su médico si su medicación puede acrecentar este efecto secundario.

Cuidado de la piel

  • Los lavados frecuentes, o los baños o duchas prolongados y calientes, eliminan los lípidos que constituyen la barrera cutánea. 
  • Rutina de cuidado de la piel inapropiada - Es importante seguir una rutina y utilizar productos idóneos para la piel seca. Es importante destacar la importancia de no utilizar jabones agresivos porque destruyen los lípidos cutáneos naturales.
Medicación

La piel seca es un efecto secundario de algunos medicamentos. Las medicaciones de uso común que presentan este efecto secundario son los diuréticos, medicamentos para la presión arterial que actúan incrementando la cantidad de vapor de agua que se evapora a partir del cuerpo. Otros agentes que actúan en este sentido son algunos antibióticos y medicaciones del acné por vía oral.

Verifique con su médico o farmacéutico siempre que tenga duda si un medicamento puede contribuir a la piel seca.

Factores internos

Influencias genéticas
La genética también influye sobre el equilibrio de humedad de la piel. Algunas personas tienen piel grasa mientras que otras tienen piel seca. Aunque estos tipos de piel son hereditarios, una persona no presentará necesariamente el mismo tipo de piel que sus padres. Además, las personas con piel clara parecen más propensas a la piel seca que aquéllas con piel más oscura. Afecciones cutáneos como dermatitis atópica, psoriasis e ictiosis conllevan a menudo una predisposición genética.


Influencias hormonales

Los cambios en el nivel de ciertas hormonas, especialmente estrógeno y testosterona, pueden influir sobre la hidratación cutánea y los niveles de lípidos. Esto se percibe sobre todo después de la menopausia o durante el embarazo.

Edad

A medida que la piel envejece se reduce el número de glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas, con el resultado de una disminución de la capacidad para producir sudor y lípidos. Análogamente, también se reduce el contenido en agua de la piel y su capacidad para retener la humedad. Estos factores conducen a la sequedad que, a su vez, contribuye al envejecimiento de la piel y a la aparición de líneas finas y arrugas. El término general para describir esta situación es sequedad inducida por la edad.

Dieta

Lo mismo que cualquier otro órgano, la piel requiere una serie de nutrientes importantes con objeto de funcionar correctamente. Entre ellos destacan los aceites vegetales y las vitaminas, especialmente las vitaminas C y E.

Cara femenina con piel oscura
En la piel más oscura, los signos de envejecimiento parecen menos graves y comienzan en una etapa más tardía.
Mujer embarazada tocándose el vientre
Durante el embarazo pueden aparecer estrías; la aplicación diaria regular de lociones que renueven los aceites corporales, en combinación con masajes suaves en las zonas afectadas, puede ayudar a prevenir el desarrollo de estrías.
Mujer tocándose la mejilla
Después de los 25 años de edad, la piel se vuelve gradualmente más seca y menos elástica en el trascurso del tiempo.

FACTORES QUE CONTRIBUYEN

FACTORES QUE PUEDEN CONTRIBUIR A LA PIEL CORPORAL ÁSPERA

Los factores que afectan al equilibrio de humedad natural de la piel y pueden causar piel áspera y agrietada son los siguientes:

Cuidado de la piel

Mujer utilizando un limpiador en la cara
Es importante que los productos limpiadores sean suficientemente suaves para no arrastrar por lavado los lípidos propios de la piel.
Mujer aplicándose crema en el cuerpo
Ayude a su piel a reabastecer su equilibrio de humedad utilizando productos para el cuidado de la piel concebidos para abordar la piel seca.

El uso de jabones agresivos sobre la piel la priva de sus lípidos y humedad naturales, dando lugar a piel seca, áspera y agrietada.

En consecuencia, una buena rutina de cuidado de la piel es muy importante para prevenir y tratar la piel seca, áspera y agrietada.

Debe aplicarse frecuentemente un hidratante adecuado en la zona afectada. El mejor momento para hidratar es cuando la piel está limpia y algo húmeda, por ejemplo después de un baño o ducha. Para la piel muy seca, áspera y agrietada se recomiendan hidratantes que contengan compuestos que restablezcan la función de las capas más profundas de la piel.

El lavado frecuente es también un factor contribuyente de la piel seca, áspera y agrietada. Los baños y las duchas no deben ser demasiado calientes ni demasiado prolongados, debido a que se produciría una eliminación de los lípidos y factores hidratantes naturales de la piel, lo cual reduciría su capacidad para retener humedad.

Clima, estaciones y exposición al sol
El cambio de estación es una causa común de piel seca, áspera y agrietada. Durante los duros meses invernales, la piel está expuesta al clima frío, y el uso de calefacción central en interiores reseca la piel, que se vuelve áspera y agrietada durante este periodo. Si la piel se deja sin tratamiento, estas grietas se profundizan y llegan a inflamarse.

Durante los cálidos meses de verano, la piel llega a secarse debido a la excesiva exposición al sol. La piel quemada por el sol no es tan eficiente como la piel sana y es más vulnerable a la sequedad. Para prevenir que la piel se vuelva áspera y agrietada debe utilizarse un filtro solar que contenga un hidratante y que esté exento de perfumes y colorantes irritantes.

Riesgos ocupacionales
Ciertas profesiones conllevan un mayor riesgo de presentar piel seca, que puede llegar a ser muy áspera y agrietada. Existen trabajos que implican la exposición de la piel a ciertas condiciones, como climas muy cálidos o fríos (granjeros/pescadores), o al uso frecuente de detergentes (médicos/enfermeras/peluqueros).

Mujer protegiéndose la cara del sol
La exposición al sol hace que la piel pierda humedad y que la piel seca se reseque todavía más. Además, los rayos UV pueden causar alteraciones a largo plazo en la piel.
Lavado de manos con jabón
Algunas profesiones pueden exigir un lavado de manos frecuente. Esto puede llegar a ser un problema para la piel seca.

Deshidratación
La piel recibe el agua a través del cuerpo y, en consecuencia, depende del equilibrio acuoso del cuerpo. El cuerpo, cuando se deshidrata, reduce el suministro de humedad hacia la piel, resultando en una disminución del flujo natural de agua a través de la piel, lo que puede contribuir a la sequedad cutánea. Las personas ancianas son propensas a la deshidratación, dado que la sensación de sed disminuye con la edad.

Tabaquismo
Los cigarrillos contienen numerosas toxinas, incluyendo la nicotina, que causan una disminución significativa de la circulación sanguínea. Esto produce una reducción de la tasa metabólica dentro de la piel, causando que las fibras de apoyo en el tejido conectivo pierdan su elasticidad. Lo que significa que la piel ha envejecido prematuramente y se reseca con facilidad.


SOLUCIONES

CUIDANDO LA PIEL CORPORAL SECA Y ÁSPERA

Evitar factores contribuyentes

Mujer vistiendo ropas de invierno
La ropa hecha con materiales naturales, como el algodón y la seda, son mejores para la piel seca, ya que no provocan ninguna irritación adicional.
Manos enguantadas lavando platos
Siempre es bueno proteger las manos con guantes cuando están frecuentemente en contacto con el agua o con detergentes.

Además de seguir una buena rutina de limpieza e hidratación, es importante evitar factores que contribuyan a la piel seca. Esto ayudará a reducir el impacto de la piel seca y la necesidad de tratamiento:

  • Evite el aire seco pasando menos tiempo en exteriores en caso de clima cálido o frío y utilizando un humidificador en interiores cuando se use calefacción.
  • Reduzca el tiempo de exposición al agua caliente recurriendo a duchas rápidas en lugar de a baños prolongados.
  • Usar guantes cuando lave los platos le ayudará a evitar el agua caliente y los detergentes agresivos.
  • Usar ropas confeccionadas con materiales naturales, como el algodón y la seda, que no irritan la piel. La lana es natural pero puede irritar, por lo que debe ser evitada.
  • Trate de utilizar un detergente para la ropa sin colorantes ni perfumes, dado que estas sustancias pueden permanecer en la ropa después del lavado e irritar la piel seca.
  • Asegúrese de beber cantidades suficientes de agua.

Se requiere de una rutina de cuidado de la piel, que no cause ningún deterioro adicional de la barrera de la piel, para resolver la condición de la piel seca. Además, el reponer los factores hidratantes naturales, como la Urea, contribuirá también a restablecer el balance de humedad de la piel; e idealmente también se abordará el déficit de sustancias vitales que regulan el flujo de agua en las capas más profundas de la piel.

La piel seca a muy seca causada por la diabetes o la psoriasis requiere productos adecuados en función de la gravedad de la sequedad, mientras que la dermatitis atópica requiere productos específicos para el cuidado de la piel diario de bebés y niños pequeños. En el momento de elegir un producto para el cuidado de la piel infantil, compruebe siempre la recomendación por edades.

Limpiando la piel corporal áspera y seca

Como la causa principal de la sequedad y aspereza cutáneas es la destrucción de la barrera superficial de la piel, es importante que el proceso de limpieza sea lo suficientemente suave para no arrastrar por lavado los lípidos propios de la piel.

Mujer dándose toques sobre la piel después de la ducha
En lugar de secar la piel húmeda frotando con una toalla, dese toques suaves con la toalla hasta que esté casi seca.

Hidratando la piel corporal áspera y seca

El primer requisito que han de tener los hidratantes para la piel seca es el de restablecer el equilibrio de humedad en las capas superiores de la piel.

Urea y Lactato: Los factores hidratantes naturales (FHN) atraen y fijan la humedad dentro del estrato córneo o capa superior de la piel. La piel muy seca que se ha vuelto áspera y agrietada requiere una mayor concentración de estos factores hidratantes naturales. En general, los productos para la piel seca y muy seca deben que tener como mínimo un 5 y un 10% de urea, respectivamente.

Ceramida-3  contribuye a reparar la barrera lipídica que ralentiza la tasa de evaporación desde la piel regulando la pérdida de humedad.

Glucoglicerol estimula las acuaporinas de la piel y ayuda a sustentar el flujo de humedad ascendente natural hacia las capas cutáneas epidérmicas superiores. El balance de humedad en las capas cutáneas superiores depende de un suministro suficiente de humedad a partir de las capas inferiores y, en consecuencia, el restablecimiento del equilibrio de humedad en las capas inferiores es un requisito previo para la hidratación cutánea global.


Mujer tocándose la pierna derecha
Para aliviar los síntomas de la piel seca se recomienda la aplicación regular de productos para el cuidado de la piel.
Mujer con piel húmeda tocándose el hombro
El mejor momento para hidratar es cuando la piel está limpia y algo húmeda, por ejemplo, después de un baño o ducha.

Protegiendo la piel corporal seca frente a la exposición al sol

Mujer aplicándose filtro solar en el brazo
Eucerin Sun Loción Piel Seca FPS 30/50+ ha sido diseñado especialmente para las necesidades de la piel seca.

Como la luz UV incrementa la velocidad del envejecimiento de la piel y éste puede incrementar el riesgo de sequedad, es recomendable que:

  • Reduzca la exposición al sol vistiendo ropas protectoras.
  • Utilice un filtro solar cuando esté en el exterior.
  • Utilice filtros solares que bloqueen los rayos UV y contengan compuestos hidratantes.
  • Utilice un filtro solar que no contenga perfumes ni colorantes irritantes, dado que la piel seca es propensa a la irritación.

Los filtros solares para piel seca Eucerin ofrecen protección solar con filtros UV que cumplen con las normas de COLIPA y la UE; también contienen el antioxidante Licochalcona A para proteger frente a los radicales libres e inducidos por UV y el envejecimiento prematuro. Además, proporcionan hidratación.